El rincón de los famosos www.elrincondelosfamosos.com Producciones de El rincón de los famosos
La Granja informa...
(Asociación de Ex-alumnos de la ECA de Huesca)
Marzo de 1999
Por: MIGUEL ÁNGEL LORDÁN

Asignatura pendiente: el aprovechamiento del purín

Uso responsable del suelo
Fotos: Miguel A. Lordán y Lorenzo Clemente

La adecuación de las cargas ganaderas constituye un papel fundamental

HUESCA.- Dentro de las actividades programadas por la Asociación "La Granja", y atendiendo a las demandas de los socios, en noviembre tuvo lugar en el salón de actos del I.F.A. una conferencia sobre el aprovechamiento de los purines de porcino en agricultura y su repercusión medio ambiental, a cargo del ingeniero agrónomo Fernando Orús, director del Centro de Técnicas Agrarias del Departamento de Agricultura y Medio Ambiente de la DGA.

En principio cabe destacar la gran importancia del sector porcino en Aragón, que desde 1993 supone el primer producto agrario de la comunidad, superando incluso a cereales, leguminosas, frutas y hortalizas.

Si analizamos la evolución de crecimiento del porcino en Aragón, es necesario destacar que en la década comprendida entre 1984 y 1994 se triplicó el número de cabezas totales llegando a 3,3 millones de cabezas, 3,5 millones si nos detenemos en 1996. Pero si estos números nos impresionan, más lo hará el contrastar datos de otras comunidades españolas, por ejemplo, Cataluña en la década 84/94 pasó de 3,1 millones de cabezas a 5,1. Así pues, Aragón a pesar de la espectacularidad de las cifras antes mencionadas, tan sólo supone el un 16 por ciento del volumen total a nivel nacional.

En la década 1977/1987 los países europeos con mayor censo porcino eran Alemania y Dinamarca, mientras que por comunidades autónomas, Cataluña ocupaba el número 6, y Aragón el 14, representando este último tan sólo el 1 por ciento del total europeo.

Ante la pregunta inmediata de si Aragón tiene capacidad para poder seguir aumentando su censo porcino, Orús aseguró que "todavía tenemos capacidad en relación al número de cabezas por superficie" -y añadió- "otro tema es que cada vez se estén concentrando más en zonas específicas y por ello nos de esa sensación de saturación".

Así la importancia de esta ganadería provoca, que igualmente la tenga el estiércol fluido porcino -E.F.P- o purín, ocupando en volumen el 43 por ciento del estiércol nacional, situándose por encima del de ovino -25%- o vacuno -10%-. Así, en Aragón, los 3,3 millones de cerdos censados en 1994 produjeron 5,6 millones de metros cúbicos de purín, algo que al traducirlo en unidades fertilizantes arroja las nada despreciables cantidades de 28,8 mil toneladas de nitrógeno, 23,7 mil de fosfato y 18 mil de potasa. Dicho de otra forma, con el purín producido ese año se podría haber cubierto el 74% del nitrógeno, el 127 % de fosfatos y el 144% de la potasa, referidos al fertilizante mineral comprado en Aragón durante ese mismo año.

Así pues, el purín tiene una gran importancia en el sector agrícola-ganadero; el principal problema es que no se sabe utilizar correctamente, entre otras cosas porque siempre se había considerado como un desecho ganadero en vez de como una riqueza fertilizante. Una de las peores consecuencias de la aplicación del purín es el mal uso que se hace de él, aplicando en muchas ocasiones dosis brutales, lo que provoca una gran contaminación del equilibrio natural. Fernando Orús subrayó que "hay que buscar el equilibrio entre ganadería y superficie cultivable", y añadió, "la lluvia, las plantas y los animales han mantenido ese equilibrio durante miles de años, por lo que ahora, el hombre no tiene derecho a romper tal equilibrio con un uso irracional del purín".

Por ello la lucha debe centrarse en las explotaciones intensivas, para las cuales hay que trazar unas pautas que les permitan abaratar el coste de las unidades fertilizantes de los abonos y que al mismo tiempo les permitan respetar el medio.

Cargas ganaderas recomendadas en ganado porcino
Tipo / Carga m3 cerda alojada/año Cerdas/Ha Has/100 cerdos
Ciclo cerrado 1,7 2,3 43,4
Lechones 6 8,3** 12**
Cebaderos 1,7* 17,6* 56,8***
(* referido a plazas, ** referido a cría, *** referido a 1000 plazas de cebo)

En 1991, y para evitar la presión medio ambiental, se crearon a nivel Europeo unas normativas de cara a poder regular aspectos como el de las cargas ganaderas con su consecuente prevención y corrección de excedentes de nitrógeno de origen agrario.

Estas normas se ocupan de la contaminación de aguas subterráneas de las zonas vulnerables, y de su recuperación en su caso disminuyendo el contenido de nitratos, así como de la creación de un código de buenas conductas agrarias.

De cara a la utilización del purín hay que comenzar diciendo que su uso como abono está limitado a varios factores, ya que ocupa mucho volumen y tiene mucho peso si lo comparamos con su capacidad fertilizante, debido a que está muy diluido. Así pues, la rentabilidad se reduce a distancias de entre 2 y 8 kilómetros -cuarenta y cinco minutos entre ida y vuelta-, siendo mayores estas distancias en caso de usar camiones cisterna. El purín más rico en fertilizantes es el de cebadero, seguido del de ciclo cerrado; el de menor concentración es el de maternidad por lo que será éste último el que convendrá aplicar a distancias menores.

Ya que todos los purines no son iguales, a grandes rasgos podríamos señalar unas dosis moderadas de aplicación, equivalentes a 170 U.F. de Nitrógeno por hectárea:

  • 30 m3 de EFP de cebadero
  • 40 m3 de EFP de ciclo cerrado
  • 50 m3 de EFP de maternidades -producción lechones-

El resto del abonado convendría realizarlo de forma mineral, pues al tratar de ajustar el nitrógeno nos excederíamos en los nutrientes fosfóricos, provocando grandes desequilibrios. "El aplicar un exceso de fertilización se traduce en una contaminación de aguas subterráneas" -resaltó Orús- "y es algo que lo deberíamos tener muy metido en la cabeza, tanto agricultores como técnicos".

No debemos olvidar tampoco la gran volatilización del purín, con sus importantes pérdidas amoniacales a la atmósfera, tanto en su desecado en balsa como en el momento de su aplicación al campo. En España este tipo de contaminación se mide desde 1990 e influye en otros contaminantes de tipo gaseoso, lo que quizá haga que en unos años haya que regular estas emisiones.

Las principales recomendaciones de cara a la utilización del purín serían las siguientes:

  1. Utilizar dosis que no superen la demanda de nitrógeno del cultivo.
  2. Realizar análisis periódicos del suelo, sobre todo en caso de realizar aplicaciones reiteradas.
  3. Conocer el producto que se aplica y su riqueza nutritiva.
  4. No aplicar en suelos salinos, y en suelos con drenaje deficiente realizar un estrecho seguimiento.
  5. Intentar enterrarlo inmediatamente tras la aplicación, y siempre que sea posible, enterrarlo conjuntamente con la paja o restos de cosechas anteriores.

Es importante señalar que en caso de aplicaciones muy intensas y continuadas, podrían darse toxicidades en los pastos a nivel de metales como el cobre. Algo, que en su caso, también sería fácil de regular rebajando su concentración como corrector de crecimiento en el pienso.

Respecto al momento óptimo de aplicación del purín existen dos teorías referidas a la eficiencia de asimilación del nitrógeno: la holandesa y la de Pratt. La primera, la más aceptada, se basa en los periodos de lluvias, y dice que se aprovecha un 30% si se aplica en otoño, y un 60% si se aplica en primavera. La segunda teoría dice que el primer año, se aprovecha un 75%, independientemente de la época de aplicación, y el resto queda disponible en el suelo en los años sucesivos, siendo ésta una teoría que tendría solamente validez en secanos con pluviometrías inferiores a los 300 mm. anuales.

De cara a la optimización de la producción vegetal de una finca, hay que tener presente que es tan importante conocer las necesidades nutritivas de ésta en sus diferentes ciclos evolutivos, como el conocer el medio de nutrición mediante la evolución de los nutrientes y el definir las correcciones del medio en función de la evaluación suelo-planta.

Respecto a los diversos tratamientos sobre el purín, notar que en países como Rusia o Dinamarca se ha experimentado con filtros verdes, pero que estos requieren mucho gasto de agua; por otro lado el tema de las plantas de cogeneración, que son de por sí los tratamientos medio ambientales más razonables, requieren de inversiones muy importantes que están al límite económico, siendo destacables las experiencias hechas en Dinamarca con una mezcla de purín vacuno, purín porcino y basura orgánica urbana, consiguiéndose de esta forma unas mejores fermentaciones. Otros aspectos, como la siembra de bacterias o la adición de productos desodorizantes son temas a abordar en próximos estudios, que siempre luego son cuestionables de cara a la rentabilidad de los mismos y los posibles efectos secundarios derivados.

Fernando Orús dejo claro que desde el inicio de los estudios de purín en Aragón -1986- hasta hoy, "se ha invertido muy poco dinero en investigación", y responsabilizó a la Administración y al propio sector, como los causantes del "retraso evolutivo nacional con respecto a los estudios realizados a nivel europeo", donde los temas medio ambientales ya hace años que son el primer punto del orden del día.

Fernando Orús ponente de la conferencia sobre el purín Granjas de cerdos en Sena La normativa aragonesa especifica que las fosas o balsas de purín deben estar forradas