El rincón de los famosos www.elrincondelosfamosos.com Producciones de El rincón de los famosos
Diario del AltoAragón - OPINIÓN - TRIBUNA ALTOARAGONESA Domingo, 11 de enero de 2004
Por: MIGUEL ÁNGEL LORDÁN

¡Basta ya de Sijenear!

Basta ya de Sijenear
Fotos: Miguel Ángel Lordán

Día sí y día también, ya desde hace unos meses, la prensa aragonesa publica artículos relacionados con Sijena, sus monjas y el alcalde de la Villa. Artículos, firmados en su mayoría por todo aquel que se precie de estar a la última. Permítanme acuñar el término "Sijenear" que estaría relacionado con todo lo anterior uniendo a ello otros conceptos como: caravanas, acampada ilegal y patrimonio; y que vendría a significar: decir lo que a cada cual le parezca de este asunto, bien en verso o prosa, y haciendo reseñas a la historia, a textos legales o justificando el bien y el mal con pasajes de las mismísimas sagradas escrituras.

Como vecino de Villanueva de Sijena, quiero yo también "Sijenear", y espero con ello ser de los últimos. Recientemente he leído un artículo del Sr. Mateo Freixes titulado "Un alcalde predicador" y en el que Sijeneando retrocedía a la guerra civil española y acusaba a vecinos de la Villa de haber sido los responsables materiales del saqueo, destrucción e incendio del Real Monasterio de Santa María de Sijena.

Leamos "Sijena: El feudo del siglo XXI", donde encontrarán una pequeña introducción al bien llamado feudo de Sijena y su entorno del monasterio, y analicemos quien está echando leña al fuego e intentemos que la historia no se repita.

Hace tres veranos, la polémica declaración del entorno de Sijena como bien de interés cultural, tuvo su cara y su cruz. La cara la conocían todos, la cruz la desvelaré en las siguientes líneas.

Las actuales religiosas que rezan en el monasterio, ante la presión popular que se estaba viviendo, firmaron conjuntamente con los vecinos del pueblo, una alegación en contra de la propuesta de la delimitación de entorno hecha por la Dirección General de Patrimonio Cultural, por considerar, que dicha propuesta afectaba a una superficie excesiva. Lo que ya no saben todos, es que paralelamente, en parroquias de la Franja como Candasnos, Peñalba o Torrente de Cinca, una asociación cobijada en las liturgias y apoyada por la iglesia y las inquilinas de Sijena, inició una campaña de recogida de firmas entre los feligreses a favor del entorno propuesto, añadiendo según palabras verbales del párroco D. Francisco Cabrero: "Con las construcciones las monjas pueden sentirse agobiadas pudiendo afectar al ambiente de silencio de éstas" y añadiendo "si se frena el entorno se frena la posible expansión del monasterio". Preguntándole entonces a dicho sacerdote -ahora trasladado a Binéfar-, y al propio párroco de Villanueva de Sijena, D. Lorenzo Tricas, por aquellas acciones paralelas, ambos pusieron todo tipo de trabas para no desvelar quien había detrás de dicha iniciativa. Ocultaron incluso documentos y direcciones. Al poco, una mal llamada asociación, pues no estaba registrada como tal, "Asociación de amigos del Monasterio de Sijena", y que posteriormente supe por medio del Obispado Barbastro-Monzón que estaba inscrita como agrupación religiosa en dicha diócesis, era el epicentro de la campaña en la que los firmantes se "adherían a la alegación presentada por dicha Asociación en relación a la incoación del procedimiento para la delimitación del entorno del Real Monasterio de Sijena".

Aquella misma semana, y tras la labor de investigación de Cadena Ser Fraga apareció una voz de dicha Asociación, el fragatino D. Francisco Beltrán, alguien que curiosamente cobraba recientemente actualidad, tras su ofrecimiento a defender con su vida la posición de las monjas y sus caravanas, y que en aquella ocasión, ya se molestó porque alguien estaba intentando saber de las acciones de la, no inscrita como tal, asociación.

A esa maniobra a espaldas de los vecinos de Villanueva habrá que calificarla pues de "lavado de cara" y para ello, Sr. Mateo Freixes, no ha hecho falta llegar a ensangrentarnos con escenas de la guerra civil. Si la intención de algunos como Ud. es crear la confusión y el enfrentamiento vecinal, debo felicitarle, porque de seguir por esos caminos no le quepa duda que lo conseguirá. Parece mentira que después de un año marcado por el clamor social del "No a la guerra", nos vengan de fuera unos inspectores de la ONU con falsos informes y conjeturas para crear tensiones, incertidumbre y malestar.

Desde aquí pido a nuestros políticos, que sin temor a ser excomulgados, velen por los ciudadanos y hagan cumplir de inmediato las leyes vigentes que correspondan, para que de una vez por todas, la gente deje de "Sijenear".

Cara Sur del Monasterio de Sijena Tras la empalizada brilla el techo de las caravanas de la polémica acampada